brand succeed on twitter

Qué hace que una marca triunfe en Twitter

marca triunfe en twitterTwitter se ha convertido en una de las herramientas favoritas de las empresas para llegar a los consumidores. Es rápida, es directa y funciona muy bien para establecer relaciones en tiempo real y hacer que la marca entre a formar parte de los hechos del día a día. Las empresas entran a formar parte de la conversación y se convierten en un contacto más (y más personal) de los consumidores.

Pero Twitter, como todo, necesita que sus usuarios, y más cuando son usuarios de marca, tengan en cuenta ciertos puntos indispensables a la hora de crear una estrategia y lograr el éxito a la hora de relacionarse con los consumidores. En definitiva: no todo lo que pueda ocurrir en Twitter vale y no todo lo que las marcas puedan hacer es aceptable. Hubspot y SocialBro acaban de lanzar una guía sobre lo que hace que una marca triunfe (o no) en Twitter, que sirve para establecer ciertos puntos de mínimos que las empresas no deberían olvidar en su estrategia.

Twitter es una herramienta perfecta para construir marca

Las redes sociales se han convertido en un elemento fundamental para crear una marca poderosa. Twitter es un elemento fundamental para ello, pero no se puede jugar de cualquier modo. Hay que hacerlo siguiendo las normas básicas de lo que funciona en Twitter. Según los datos de Hubspot, para conseguir engagement en las relaciones con los consumidores hay que construir una relación 1:1 con los followers. Es decir, hay que olvidar que nos estamos dirigiendo a audiencias masivas y pensar en ellos no como un grupo homogéneo sino como un grupo de amigos. Por supuesto, también hay que defender la personalidad de la marca y hacer que esta toque todos los mensajes que emita la marca. Y aunque parece que las redes sociales son solo un altavoz para contar aquellas cosas que a la marca le interesa compartir, lo cierto es que hay que hacer un esfuerzo para crear comunidad e interesarse por lo que a ella le interesa. No solo hay que publicar mensajes en protegido primera persona. Hay que publicar mensajes que conecten con ellos.

Twitter puede servir para generar leads.

La red social no es solo una fórmula para crear relaciones poderosas entre consumidores y marcas, también puede servir para cerrar algunas de las cosas que las marcas buscan de forma más intensa en los últimos tiempos, como generar leads. Para conseguirlo, los tuits deben ser cortos y concisos: el consumidor tiene que saber claramente qué es lo que se le está ofreciendo. Y, por supuesto, tiene que presentársele la oferta de una forma atractiva. Sobre el contenido del tuit, los datos demuestran que las mejores prácticas para convertir los tuits en leads son las de incluir un único link, no emplear hashtags y no mencionar a nadie en el mensaje.

Twitter tiene su propia etiqueta.

Las relaciones deben ser además ajustadas al nuevo soporte y a sus nuevas necesidades comunicativas. No se debe olvidar que Twitter tiene su propia etiqueta y no se deben cometer faltas imperdonables. Los mensajes directos pueden ser muy útiles, pero no deben ser empleados más que cuando sea realmente necesario y para comunicaciones exclusivamente personales. Todo lo demás pone a la marca en el límite de ser un spammer. Y, además, no se debe olvidar que los seguidores son algo que hay que cuidar y mantener. Hay que convencerlos siempre de que merece la pena seguir a la marca. Las empresas pierden de hecho al 15% de sus nuevos seguidores en las 3 semanas que siguen a haberlos conseguido porque no les han convencido de que lo que ofrecen es interesante.

El cómo se presenta el contenido sirve para mejorar los resultados.

Las imágenes consiguen resultados muchos más positivos que otros contenidos. Los tuits de empresas que incorporar una imagen consiguen un ratio de retuits un 34% superior que aquellos que no tienen imágenes. Aún así, no hay que emplear cualquier foto o no se debe pensar que por poner una foto se conseguirán resultados espectaculares. De entrada, como recomiendan en la guía de Hubspot, hay que asegurarse que se cuenta con los derechos pertinentes para reproducir esa imagen. Luego hay que asegurarse que la calidad sea óptima (nada de imágenes pixeladas o malas) y que tenga relación con el contenido (no vale poner cualquier foto).

Las imágenes no son el único contenido con el que se puede jugar para crear un mensaje más atractivo. También se puede jugar con la ubicación de las URLs para lograr mejores ratios de viralización del mensaje. Según los datos de SocialBro, los mensajes corporativos en Twitter que tienen la URL en el medio consiguen una media de retuits un 26% superior a los que la llevan al principio o al final del tuit.

Y, por supuesto, los hashtags son elementos definitivos para conseguir incentivar la presencia en la conversación. Las normas de uso se basan en el sentido común, aunque muchas veces a las marcas se les olvida. No se debe aprovechar el tirón de un hashtag para contar cualquier cosa (el aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid no funciona en Twitter) y solo se debe usar un hashtag cuando se quiere incorporar algo a la conversación sobre ese tema. Si se quiere usar el hashtag como elemento para generar una conversación sobre la marca, hay que emplear hashtags propios y creativos que se asocien rápidamente a la marca y que no estén siendo empleados también por otros.

Igualmente, no se debe abusar. Un tuit con varios hashtags no es nada usable y no consigue ser muy bien recibido (los que tienen un solo hashtag tienen un 69% más de probabilidades de ser retuiteados).

 Fuente Puromarketing: http://www.puromarketing.com/42/24755/hace-marca-triunfe-realmeno-twitter.html