Diferencias entre un e-commerce y un marketplace

Diferencias entre un e-commerce y un marketplace

En los últimos años la pregunta sobre las diferencias entre un e-commerce y un marketplace se ha vuelto algo recurrente entre varios de nuestros clientes. Y a pesar de que pueden parecer similares, no lo son y presentan claras diferencias.

Diferencias entre un e-commerce y un marketplace

Mucha gente suele referirse a ambos por igual, y si bien tienen conceptos parecidos, ambos son modelos de comercio electrónico con características bien marcadas y diferentes y con complejidades asociados bien distintas.

Este año que pasamos, Pandemia mediante, fué un año bien distinto, año que se caracterizó por muchos cambios de hábitos en nuestros comportamientos. Trabajo remoto, menos traslados, aislamiento social, capacitaciones online, entre otras, y por supuesto que la transformación digital de las empresas y las compras online no se quedaron atrás.

El comercio electrónico fue uno de los grandes impulsores de la economía, las acciones comerciales como el hot sale o cyber monday batieron todos sus récords, y muchas empresas se vieron “obligadas” a acelerar sus planes para abrir sus canales de venta online. Para muchas empresas y consumidores, las compras online fueron la única opción disponible para seguir operando y llegar a los consumidores que necesitaban poder comprar sin salir de su casa. Y en este contexto de gran crecimiento, las tiendas online y los marketplaces cobraron mucha relevancia y se pusieron en carpeta para varias industrias y emprendedores.

A continuación vamos a repasar algunos de estos conceptos o funcionalidades que los diferencian

¿Qué diferencia existe entre un e-commerce tradicional y un market place?

La diferencia más importante o que salta a primera vista, es que una tienda de ecommerce se dedica a vender productos o servicios de una sola marca o empresa, mientras que un Marketplace es plataforma para que varios compradores y vendedores puedan comercializar sus productos y hacer transacciones a través de la misma plataforma.

Desde el punto de vista del usuario final, se podría hacer una analogía entre ir a un local de una marca determinada o bien ir a un shopping en dónde encontraremos agrupadas en un mismo lugar físico distintas tiendas y rubros.

Es importante destacar que muchas de las empresas que tienen sus tiendas de e-commerce, también tienen presencia online en algunos de los marketplaces más reconocidos de la industria como ser mercadolibre, ebay, amazon, entre otros. Es decir, que no son actividades mutuamente excluyentes.

Tipos de marketplaces

Dentro de los marketplaces podemos diferenciar los grandes jugadores que exitsen hoy en el mercado como los mencionados anteriormente: amazon, ebay, mercadolibre y otros, pero también existen otros modelos menos conocidos. Por ejemplo los bancos que aprovechan sus bases de clientes y arman sus marketplaces para ofrecer venta online a sus clientes. También existen marketplaces regionales o zonales, en dónde se agrupan distintas empresas y marcas para ofrecer una canal de venta online unificado para los habitantes de una determinada zona geográfica. Hay también marketplaces por verticales o industrias, por ejemplo pensados para el agro o de indumentaria, como para citar algunos ejemplos.

Mayor competencia

Otra de las diferencias importantes es la competencia. En una tienda de e-commerce propia podemos decir que uno compite casi contra si mismo, define sus precios y márgenes. Al contrario, en un marketplace se ofrece un catálogo más grande de productos y marcas, mayor será la competencia entre los vendedores y mayor serán las opciones para que el consumidor gaste su dinero en uno u otro producto.

Inversión y esfuerzos en marketing y promoción

Llevar tráfico a un e-commerce no es tarea sencilla. Muchos creen que solo consiste con armar una buena tienda online y listo, a vender! Pero no, llevar tráfico calificado a una web no es algo sencillo ni económico, hay que trabajar el SEO, hacer newsletters y campañas pagas en google y redes sociales para dar a conocer la tienda y sus productos. Mientras que si pensamos en un marketplace, más si se ttrata de uno que ya está consolidado en el mercado, partimos de un caudal de visitantes y usuarios registrados del cual podemos aprovecharnos. Obviamente esta comparación es válida solo si hablamos de marketplaces que ya estén consolidados o que hayan hecho sus deberes, ya que si se trata de un nuevo marketplace, probablemente deba hacer los mismos o mayores esfuerzos que una tienda tradicional al principio para darse a conocer y posicionarse como una canal de venta atractivo tanto para vendedores como consumidores.

Públicos distintos

Otro aspecto a mencionar es que el público al cual debemos apuntar nuestros esfuerzos de marketing y publicidad son distintos. Mientras que en un e-commerce todas nuestras acciones están focalizadas en buscar y capar clientes interesados en comprar nuestros productos, un marketplace debe enfocarse en buscar compradores y vendedores por igual, com campañas y acciones específicas en cada caso.

Diferencias entre un e-commerce y un marketplace

Presencia de Marca, Diseño y Personalización

En una tienda online propia las marcas definen su presencia online, de manera acorde con su manual de marca, respetando colores y tipografías, cuentan con un dominio propio y pueden elegir como customizar la experiencia del usuario. Mientras que en un marketplace, hay poco espacio para la personalización y hay que adaptarse a los diseños y funcionalidades elegidos por la plataforma.

Logística e Inventario

Cuanto mayor es el inventario de una web, más probable es que el usuario encuentre lo que está buscando, saliendo satisfecho de ella. En el caso de un e-commerce esto significa que tiene que disponer de muchos productos y de un stock importante, corriendo el riesgo de no venderlos o de tener que deshacerse de ellos (por ejemplo si se trata de comida). En un Marketplace, en cambio, el inventario corre a cuenta de los vendedores, reduciendo tu riesgo a 0 si no se vende.

Desarrollo web y plataformas disponibles

Dentro de las diferencias entre un e-commerce y un marketplace, no podemos dejar de considerar el desarrollo de la plataforma online. Cuando se está pensando en si abrir una tienda online o bien armar un marketplace y sumar varios proveedores, son bien distintos los esfuerzos y complejidades que implican estos modelos de negocios.

Hoy día existen infinidad de plataformas de e-commerce entre enlatados y open source disponibles para desarrollar un negocio online como ser tiendanube, wix, shopify, magento, prestashop, woocommerce, vtex, squarespace y tantas otras. Pero el número de plataformas se reduce cuando debemos pensar en las funcionalidades necesarias para un marketplace.

Más allá de la plataforma seleccionada, la complejidad del desarrollo web e integraciones necesarias son muy distintas si se trata de integrar por ejemplo un único sistema de inventario, logística y facturación cuando se trata de una única empresa o marca en un e-commerce tradicional, que si debemos hacerlo con distintas empresas y sistemas que cada una tenga.

A modo resúmen, les compartimos una tabla comparativa con las diferencias entre un e-commerce y un marketplace que fuimos enumerando

e-commerceMarketplace
Un solo vendedor o empresa por tienda de e-commerceMuchos vendedores o marcas en una misma plataforma de comercio electrónico
Perfil de cliente únicoMúltiples clientes, para el marketplace son clientes tanto los vendedores como los compradores
Mayor competencia entre marcas y productos de un mismo rubro
Logística simplificada empresa única desde depósito propioLogística más compleja, múltiples productos de distintos depósitos o proveedores
Marketing y publicidad pensado en generación de demanda para los productos de la marca (único vendedor)Marketing y publicidad pensado tanto en la generación de oferta (vendedores) y demanda (compradores) para múltiples rubros y tipos de clientes
Diseño y cuidado de imagen personalizado. Mayor personalizaciónImagen más genérica acorde a estética del marketplace.
Plataformas genéricas de e-commerce más sencillas para comenzar a operar una tienda online sin tanta complejidadPlataformas web más complejas o desarrollos a medida, más costosos para desarrollar y para mantenimiento. Mayores complejidades para integración con distintos sistemas (facturación, stock, logísitca, etc)

Ver más noticias sobre e-commerce en Argentina y LATAM